Sueño polifásico

El sueño polifásico es un patrón específico del sueño enfocado a reducir a entre 2 y 5 las horas de sueño diarias. Esto se consigue durmiendo periodos de entre 20 y 50 minutos repartidos a lo largo del día. El objetivo es ganar tiempo de vigilia en las mejores condiciones para producir un rendimiento.

Este método utiliza los mecanismos naturales del sueño para aumentar el tiempo de productividad en periodos en los que sea necesario. Requiere cumplir un rígido calendario no soportable por todo el mundo. Es útil para personas que no pueden dormir largos periodos de tiempo, como por ejemplo los marineros. También usan estas técnicas los astronautas en csisis largas o los soldados en prácticas.

La teoría es que el sueño monofásico normal consta de varias fases, solo algunas de ellas necesarias para la supervivencia. Hay distintas opiniones hacerca de si el sueño REM es necesario o no, así como de cuánto tiempo de privación del sueño es necesario para matar a una persona.

Las consecuencias de esta práctica son en general negativas para la salud. La privación del sueño daña a la memoria, a la capacidad de resolver problemas, tomar decisiones, aumenta la ansiedad y el estrés y a la fuerza y resistencia muscular, debilita las defensas, altera la producción hormonal, disminuye la capacidad de metabolizar azucar del cuerpo y aumenta las enfermedades cardíacas.

Existen numerosos experimentos relatados en la red por parte de gente que lo ha contado en sus blog, y en general se concluye que el periodo de supervivencia para el calendario de Uberman es de 1 a 5 semanas.

Algunos ejemplos de "durmientes polifásicos" son Leonardo da Vinci, Bruce Lee y Thomas Jefferson.

Un ejemplo documentado es el de Steve Pavlina, que cuenta su experiencia día a día en Stevepavlina.com

En su caso, duerme 30 minutos cada 4 horas. Su principal motivación es la curiosidad y una forma de poner a prueba su disciplina, además de un método de medir su resistencia. Como el mismo dice, falle o acierte será una gran experiencia. Su experimento acaba el día 60. A través de siete capítulos narra sus impresiones y responde a preguntas que le van haciendo. El tono didáctico y abierto hace de su lectura algo agradable e interesante.

Entradas relacionadas

Etiquetas: